Estructuras Rítmicas en la Improvisación

Basado en el curso Creacion Rítmica, este trabajo es el proyecto final realizado y aprobado por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid durante el postgrado “Creación e Interpretación Musical” presentado como preámbulo de lo que será una tesis doctoral. Ver mas >>>

El Ritmo: Motor de la Musica.

Creación e improvisación ritmica para todos los instrumentos. Entenderas el ritmo como nunca antes. Ver mas >>>

Cursos de bateria para niños (A partir de 10 años)

La mejor opción online para extraescolares Ver mas >>>

 

ESTADO DE LA CUESTIÓN

El sistema tradicional de enseñanza, tanto en los conservatorios de música clásica como en los de Jazz (recientemente implantados), así como el utilizado en las escuelas privadas de música, se centra en términos generales, por un lado en el dominio de la técnica, la lectura y por otro, en el conocimiento y dominio de la armonía, las escalas y su aplicación. Posteriormente y con el tiempo suficiente se desarrollarán aspectos como la velocidad, la limpieza, el sonido y en definitiva el control sobre el instrumento.

Muchas son las horas que cualquier instrumentista ha tenido que invertir en el estudio de una determinada obra o repertorio así como en la práctica de escalas, arpegios, etc., a través de todas las tonalidades y posibilidades que el instrumento en cuestión nos ofrezca. En el mejor de los casos habremos conseguido, con esta práctica, un preciso dominio de las posibilidades armónico-melódicas aplicables a dicho instrumento y con las limitaciones personales que cada instrumentista tenga.

            Un aspecto importantísimo que bajo mi punto de vista se está omitiendo en mayor o menor medida y que es una de las razones importantes por las que quiero desarrollar mi tesis, es el control y desarrollo de los conceptos rítmicos necesarios (y los elementos inherentes a ellos) para que ese control que tenemos del instrumento musical en su sentido más amplio, o de la composición, o del arreglo, o de la improvisación, deje de ser un compendio de clichés (en inglés licks), frases hechas y enlazadas con mayor o menor destreza y resultado, sino un producto de las ideas que el músico propone con total autonomía y espontaneidad y bajo una previo proceso de aprendizaje, aplicación y perfeccionamiento.

Por otro lado y no menos importante, hay otro aspecto inherente al ritmo y sobre el cual está basada mi investigación: el desarrollo del tempo interno.

 Son innumerables los casos que conozco en los que el músico, a pesar de estudiar de un modo riguroso con un metrónomo, cree tener un buen tempo interno por el hecho de poder seguir con mejor o peor acierto a esta máquina, cuando la realidad me ha demostrado a lo largo de los años que, si bien un músico puede conseguir una interpretación con un tempo estable con ayuda del metrónomo, cuando prescinde de éste, su tempo que en principio era fluido y estable se convierte en inestable e inseguro, obteniendo por tanto resultados indeseados en la interpretación.

            Pongámonos en la situación de tocar con un cuarteto de Jazz por ejemplo Aunque por lo general sea muy común responsabilizar al baterista de las fluctuaciones de tempo que hay al interpretar una obra, es conveniente apuntar que esta responsabilidad recae en todos y cada uno de los músicos involucrados en dicha interpretación. El profesor de bajo eléctrico Peter Lindemere se refiere así sobre este tópico en un artículo:

“…metronomes and drum machines should really be regarded as training aids, you should not rely solely on these devices alone to build up your inner clock and develop a good sense of time…”,  (Lindemere, Peter[1])

            Al igual que suele decirse que la norma se puede romper una vez sabida, el objetivo final de un correcto estudio con el metrónomo será el de poder prescindir de éste, sin que por ello se vea afectado nuestro tempo de modo importante, teniendo en cuenta que nadie afortunadamente, es una máquina.

Por tanto la pregunta, en principio, sería: ¿cómo puedo desarrollar mi tiempo interno?

Creo que hay otras preguntas no menos importantes que se plantean sobre este tópico y que convergen en un mismo problema y solución del mismo. Éstas serían: ¿por qué sigo el metrónomo pero cuando toco yo sólo no consigo mantener un tiempo estable?, ¿es importante el uso del metrónomo?, ¿a qué velocidad debo estudiar?, qué factores internos y/o externos afectan a mi tempo?, ¿cómo puedo aprovechar esos factores para mi conveniencia y convertirlos en aspectos favorables a mi interpretación?

 Para mí hay una pregunta crucial y que es la que normalmente yo cuestiono a compañeros bateristas y alumnos: ¿sabes realmente cómo utilizar el metrónomo en tu estudio diario? Esto que puede dar pie a una respuesta simple, es en realidad la clave del primer paso hacia un trabajo serio y en profundidad sobre el uso del metrónomo, la asimilación del tiempo interno y en definitiva de cómo esto va a afectar en nuestra formación como músico. Es sorprendente el escaso material que sobre este tópico, que llega a las manos de un músico durante su carrera. Sin embargo ya están siendo publicados a día de hoy algunos libros y artículos al respecto, los cuales estoy seguro cambiarán algunos hábitos de estudio en los músicos:

            “When you play with other musicians, do you ever hear statements such as “don´t rush”…..These exercises are specifically designed to help you improve, control, and better understand your sense of time.”(Fred Dinkins[2])

En las páginas siguientes voy a exponer una visión personal de algunas de las razones por las que, basándome en mi propia experiencia y en la observada en otros compañeros o alumnos, el tempo fluctúa independientemente de si éstos son principiantes o no. Además explicaré los procesos de mejora que considero son importantes y que con el paso de los años, me han ayudado a mí y a otros músicos a mejorar sobre este tópico.

Durante toda mi carrera como músico, al igual que le ocurre a la mayoría, rara vez se me ha mencionado dato alguno a propósito del tempo interno, algún comentario o recomendación más allá de un “estudia con metrónomo” o “empieza lento y sube el tempo poco a poco y progresivamente”. Las referencias sobre esta materia son mínimas habiendo llegado en muchos casos a la situación de “sálvese quien pueda” y en el peor de los casos a un descuido absoluto por parte del músico en lo que se refiere al uso del metrónomo y la gran herramienta en la que ésta se puede convertir.

Es por tanto punto principal en esta otra sección de mi tesis, tratar este tema desde un punto de vista personal y de cómo he desarrollado un plan de trabajo enfocado en la investigación del desarrollo del tempo interno, su asimilación, un óptimo y productivo uso del metrónomo como herramienta fundamental en el estudio de un instrumento, aspectos internos y externos (musicales o no) que nos ayudan o impiden su asimilación y todo esto desde mi propia experiencia.

[1]-tr. “…los metrónomos y cajas de ritmo deberían ser consideradas como herramientas de ayuda, no deberías depender exclusivamente de estos aparatos para desarrollar tu tempo interno y un buen sentido del tiempo…” Lindemere Peter de: Developing timing and the inner clock (3 de octubre de 2009), http://www.uk-guitar-teachers.com/article.php?article=30 (última consulta:  Enero de 2010)

[2] – tr. “Cuando tocas con otros músicos, ¿a menudo te comentan “no corras”….? Estos ejercicios están específicamente designados para ayudarte a mejorar, controlar y entender mejor el sentido del tempo”. Dinkins, Fred, It´s about time (Los Ángeles, CA, Warner Bros, 2009)

VOLVER AL ÍNDICE

Deja un comentario

Car Rental Rates Cairns avis car rental coupons canada 2011